Cómo usar el storytelling en marketing corporativo

Fusiona2

Cada negocio tiene una historia, cada organización tiene una visión, cada empresario tiene un sueño y cada producto tiene magia. Todos tenemos una historia.

Maravillosas historias no contadas pueden hacer la diferencia entre un simple producto y un producto inspirador; entre una compañía cualquiera y una empresa con significado. Eso es lo que logra el storytelling en las personas.

El storytelling es una poderosa herramienta que puede significar la diferencia entre una situación extraordinaria y ser una marca diferente. Si tu público ideal se identifica con tu narración seguramente generarás más rápidamente una compra.

Esta técnica consiste básicamente en contar historias. No se trata de un recurso nuevo, pues desde épocas antiguas la humanidad se ha valido de épicos relatos para transmitir mensajes. En el mundo del marketing, esta estrategia ha sido utilizada por mucho tiempo como una solución eficaz para mejorar la comunicación entre las marcas y el público.

¿Qué beneficios tienes al usar storytelling para tu marca?

Generan confianza: porque la marca o tu negocio da a conocer a su público ideal una serie de aspectos desconocidos, está mostrando su lado más humano, tal vez más sensible.

Se recuerdan fácilmente: ¿Por qué las personas recordamos más cuando nos relatan un cuento que cuando meramente nos comparten información? Porque las historias son más fáciles de recordar.

Se cuentan fácilmente: como se recuerdan más fácilmente, las historias son más fáciles de transmitir a otra persona, generando un rumor, o comunicación boca a boca. Las historias son experiencias hermosas, no solo palabras

Las historias nos encantan: no nos cansamos de escucharlas, las amamos. De algo simple podemos dejar un buen recuerdo en la mente del receptor

Mueve emociones: hasta los más insensibles, se emocionan cuando les cuentan historias. Ellas nos hacen más humanos y cercanos. Ayuda a las marcas a conectar con nivel emocional con sus lectores del blog, con sus seguidores en las redes sociales.

Una dosis de factor humano, movilizar emociones e instalarte en la mente de las personas gracias a la técnica del storytelling puede convertir a tu marca en algo memorable.

El Storytellig en marketing,  incrementa el  vínculo con el cliente potencial. El marketing es el arte de contar historias que mueven a las personas a actuar, a tomar acción, a convertir, a generar una compra.

Cada negocio o marca personal  tiene una historia que contar pero ¿cómo lo hace?

Ponle tintes  dramáticos: como en cualquier telenovela, esas que atrapan al televidente, en marketing las historias deben incluir un poco de drama. Rompe las reglas y arriesga. Incluir una pizca de drama en tu historia debe ser tan simple como comparar productos.

Ten en cuenta la estructura: todas las historias tienen la misma estructura: comienzo, desarrollo y final. Una historia coherente que sea real.

¿Cómo puedes usar el Storytelling en un blog?

Se trate de un blog corporativo o personal, el storytelling puede favorecer a conseguir un vínculo que ayude al posicionamiento Search Engine Optimization (SEO) y a conseguir más tráfico de manera natural.

Las blogueras de modas comparten con sus seguidoras cuando han quedado embarazadas y las hacen participes de cada momento del proceso. También hay quienes abren sus blogs para dar consejos para adelgazar y comparten su evolución, sus lectoras no quieren perderse detalle.

Las empresas también pueden usar el storytelling en sus contenidos, compartiendo en forma de cuento las incorporaciones, las historias de las personas que se jubilan y su paso por la empresa, el día a día en sus oficinas,

La forma de comunicar de las marcas ha cambiado. El storytelling no se trata de contar mentiras por el simple hecho de mover emociones y atraer a tu cliente ideal. Una mentira es difícil de que se pueda sostener en el tiempo y puede perjudicar la imagen de la marca o negocio que te ha costado construir. Sé sincero y transparente.

Cuatro  tipos de historias que puedes utilizar en tus estrategias de marketing

Hay muchas formas de ver el storytelling y la verdad es que te llevará algo de práctica convertirte en un buen contador de historias.

Pero ten en cuenta que las historias están sucediendo a todas horas y en todos los lugares.

Historias educativas: educar tanto a tus clientes potenciales como a tus clientes actuales, es una forma muy efectiva de ayudarles a entender partes más complejas o más técnicas de tu negocio.

Si eres ingeniero o arquitecto, seguro que hay muchos términos que tus clientes no entenderán. Lo mismo pasa si eres médico o abogado, tus clientes no tienen por qué conocer todas las palabras técnicas de tu profesión.

Por lo tanto, plasmar en historias sencillas y divertidas todos esos conceptos es una buena forma de generar contenidos que van a resultar de interés a tus lectores.

Historias de actualidad: a diario aparecen noticias en los periódicos o en la televisión acerca de temas relacionados con tu negocio o profesión.

Utilizar temas de actualidad es una buena forma de llevar tráfico hacia tu blog, pero tienes que utilizar esas noticias de forma que les resulten de interés a tus clientes objetivos.

¿Cómo les puede afectar esa noticia? ¿Por qué deberían interesarse? ¿Cómo podrías utilizar esas noticias para enfocarlas en tu negocio?

Puedes escribir una historia contando cómo esa noticia ha afectado a alguien con quien trabajas, o contar una historia hipotética de un cliente tuyo que se vería afectado.

Historias de tus clientes: todos tus clientes tienen alguna historia. Si tienes una relación cercana con alguno de ellos, seguramente te habrán contado algunas buenas historias.

Simplemente cuenta esa historia que crees que puede ser interesante para tus lectores.

Imagina contar una historia de un cliente tuyo que gracias a tus productos o servicios pudo mejorar su negocio y llegar mucho más alto. Puedes incluso entrevistar a ese cliente y preguntarle cómo lo hizo. Cuando tus clientes potenciales leen historias sobre otros, se sentirán más conectados e identificados.

Por ejemplo, si trabajas con emprendedores, puedes hablar acerca de problemas que han tenido que superar para poner en marcha sus negocios. Otros emprendedores que lean la historia, se verán reflejados en ella.

Historias personales: escribir acerca de tus propias historias personales no es fácil, aunque suele ser bastante efectivo. A la gente le gusta mucho conocer tus propios miedos, inseguridades, historias de éxito.

La parte negativa es que literalmente dejas expuestos los detalles más íntimos de ti mismo. La parte positiva es que si realmente quieres generar confianza, que la gente te conozca y te sigan, esa es la forma más rápida y eficaz de hacerlo.

Este tipo de cosas son las que convierten a extraños en seguidores y fans.

Finalmente, el storytelling permite a las empresas humanizar su imagen. Esto permite que los usuarios se identifiquen con las marcas y sientan más confianza hacia ellas. De esta manera, las empresas pueden fidelizar a sus clientes y fomentar una mejor interacción con ellos.

Todas estas ventajas convierten el storytelling en un recurso viable para la captación y fidelización de clientes. Además, se trata de una estrategia que no requiere necesariamente de una gran inversión, y que puede valerse del auge de las redes sociales para lograr un mayor alcance.

¿Cuál es tu historia? ¿Ya estás listo para compartirla con el mundo?

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *