Cómo construir relaciones públicas sólidas en tu empresa

Fusiona2

Para que un negocio funcione, tiene que contar con una idea clara, una base económica sólida y una plantilla competente. También es necesario que sus responsables cuiden el tema de las relaciones públicas con cada una de las personas que se van cruzando en su camino.

Los dueños de las empresas deben motivar el talento de los empleados que contratan, teniendo en consideración a todos los profesionales que completan la realidad cotidiana de la compañía. Esto se puede hacer mediante una buena estrategia de relaciones públicas que ayudará a prolongar en el tiempo los vínculos que se han ido creando.

A partir de esta base, se conseguirá fortalecer la imagen de la marca y extender el propio conocimiento que existe sobre ella. Por este motivo, te brindamos estas recomendaciones para que mejores en materia de relaciones públicas, reputación y fidelidad:

Crea tus cuentas en el mundo digital y, a continuación, preocúpate por aprender a gestionarlas de la forma correcta, teniendo en cuenta que esta no puede ser la misma que practican los usuarios de a pie. Está bien que utilices las redes sociales como canal de difusión de tu marca, para hablar de lanzamientos e ir narrando el crecimiento conseguido con el paso del tiempo, pero ahí no termina su potencial.

Herramientas como Facebook, Twitter, Pinterest o Instagram son perfectas para tareas de atención al cliente. Son muchos los consumidores que cuentan con perfiles en redes sociales, unos consumidores que no te hará falta reunir por ti mismo porque ya forman parte de la comunidad global del mundo digital. Y parte de ellos acudirán a tu página para intentar resolver dudas, obligándote a actuar y a mostrarte receptivo.

Convierte las redes sociales en un método de contacto adicional, junto al teléfono o el correo electrónico. Y si tus finanzas se lo pueden permitir, contrata a expertos para que respondan a los mensajes privados y lean todos los comentarios escritos por los internautas.

Acudir a eventos. Fuera de la esfera virtual que define a las redes sociales también hay vida. Cada año se celebran cientos de eventos en todo el mundo que te ofrecen una oportunidad única para conocer a gente nueva y generar relaciones públicas. Ya sea una feria del sector, el evento de presentación de un producto, un congreso universitario o la celebración de una fiesta, la combinación de organizadores de prestigio y asistencia multitudinaria te entrega la materia prima en bandeja. Y esa materia prima no es otra que alguien con quien conectar.

Patrocina eventos. A veces no hace falta quemar esfuerzos en la celebración de eventos propios, sobre todo si no se cuenta desde un principio con contenido demasiado relevante que justifique su puesta en marcha. Existe la posibilidad de colaborar con otras compañías y profesionales, por ejemplo, en la organización de causas conjuntas. Y también está la opción de convertirse en patrocinador. En este último caso, además de la inversión económica, necesitarás estudiar muy bien el target del evento al que estás dispuesto a vincular el nombre de tu empresa.

Conviértete en el nexo de unión de quienes te rodean. Además de usarlas para atender a tus clientes, las redes sociales deberían ser aprovechadas para crear fuertes redes de contactos. Juntar a profesionales es, sin ir más lejos, la especialidad de LinkedIn con su colección de currículos para consulta online, sus recursos de búsqueda y su poder de alianza. Una vez emprendido tu negocio, no dejes de actualizarte.

La importancia de las relaciones públicas radica en que permiten crear y mantener una imagen positiva de la empresa, lo que genera una buena promoción de esta y un clima favorable para las ventas.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *