Las redirecciones 301 y .htaccess

Fusiona2

A veces, cuando haces posicionamiento web, necesitas cambiar la dirección de las páginas para que sean URLs amigables ¿Cómo hacer que tanto los buscadores como tu audiencia se enteren de estas modificaciones? La redirección 301 es tu mejor aliada.

Una redirección 301 es un recurso imprescindible para mover, eliminar y consolidar páginas. Son comandos que permiten enviar a usuarios y buscadores de una URL  a otra automáticamente, siendo recursos esenciales para el mantenimiento de la página web.

Imagina que quieres mover una página de tu sitio, un directorio, o incluso todo el dominio. Una redirección 301 reenvía automáticamente a los visitantes que llegan a través de la antigua dirección a la nueva.

Gracias a ello, los usuarios no tienen esa desagradable experiencia de llegar a una página que no existe; y a su vez, ayuda a que los buscadores actualicen sus índices con las nuevas URLs.

Las redirecciones 301 son útiles cuando:

Quieres cambiar la URL de una página o eliminarla

Tienes problemas de contenido duplicado

Recibes visitas o enlaces en URLs que ya no existen

Vas a cambiar de gestor de contenidos

Necesitas establecer la versión canónica de tu sitio

¿Por qué son importantes las redirecciones 301?

Hay varias maneras de hacer redirecciones, como por ejemplo, meta refresh o JavaScript. Sin embargo, las únicas que pasan la prueba de los buscadores son las 301.

La diferencia está en que una redirección 301 transmite todo el valor de enlace de la antigua URL a la nueva. Y esto no sería importante sino fuera porque los buscadores calculan la popularidad de una página basándose en enlaces.

Cuando un buscador se encuentra con una redirección 301 reacciona de esta manera:

Elimina la antigua página de su índice. De esta forma la página no volverá a aparecer en las páginas de resultados.

Incluye la nueva página en su índice. Para en adelante tenerla en cuenta al confeccionar los resultados de búsqueda.

Transfiere el valor de la antigua página a la nueva. Esto se refiere a la popularidad que dan los enlaces a las páginas, la cual afecta directamente a los rankings.

De ahí que si quieres mover contenido en tu sitio y te preocupa el Search Engine Optimization  (SEO), deberías usar redirecciones 301 antes que cualquier otra alternativa.

¿Cómo hacer redirecciones 301?

Una redirección 301 es fácil de implementar. Basta con editar un archivo en tu servidor llamado .htaccess e introducir los comandos necesarios.

Por si no lo conoces, .htaccess es un archivo que controla la configuración del servidor. Se encuentra en la raíz de tu sitio y es lo primero que se carga cuando un usuario o un buscador acceden a tu sitio, antes incluso de que la página aparezca.

Para introducir redirecciones 301 en el archivo .htaccess, sigue estos pasos:

Encuentra al archivo .htaccess – Conéctate mediante FTP a tu servidor (puedes usar FileZilla o CyberDuck) y busca el archivo .htaccess (normalmente está en /www/, /httpdocs/, /public/ o /public_html/). Ten en cuenta que se trata de un archivo oculto, por lo que deberás activar la opción para ver todos los archivos en tu cliente FTP.

Abre el archivo. Con cualquier editor de texto, como el block de notas o Notepad. En segundo lugar, edita el archivo. Seguidamente, guarda el archivo con la codificación ANSI para evitar errores.

¡Ten cuidado con el archivo .htaccess! Si cometes un error al editarlo puedes provocar un desastre en tu web, así que trátalo con respeto.

Es recomendable seguir estos consejos:

Haz una copia de seguridad del archivo antes de hacer cualquier cambio

Prueba todas y cada una de las redirecciones introducidas, incluyendo las páginas individuales

Haz los cambios en las horas de menor tráfico

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *