Qué son las startup y cómo funcionan 🚀

Fusiona2

Qué son las startup y cómo funcionan

¿Has escuchado hablar de las startups? Se trata de un modelo de negocio reciente que está teniendo muy buena aceptación en el mundo empresarial. Como principal característica, las startups están generalmente relacionadas con una idea innovadora.

La característica de las startups es que son empresas pequeñas o medianas de reciente creación con pocos socios. Parten de una idea innovadora relacionada generalmente al desarrollo tecnológico y buscan explotar nichos de mercado que tengan un gran potencial de negocio, pero limitado en el tiempo; como por ejemplo un accesorio tecnológico de moda. Si la idea prospera y logra rentabilidad muchas veces es vendida a una compañía más grande.

El funcionamiento y la organización de estas empresas incipientes son diferentes a las estructuras tradicionales de un negocio. Uno de los aspectos más importantes consiste en la organización humana, que se compone de varios profesionales especializados en diferentes sectores (por ejemplo marketing o investigación) que mantienen un contacto fluido con los clientes, aprovechando como herramienta de contacto internet.

Lograr un trato con el cliente es fundamental para una startup, ya que al no ser compañías ni grandes ni conocidas no tienen el capital para financiar grandes campañas de marketing que les permita obtener clientes en forma masiva. Para este fin utilizan Internet, que les permite obtener visibilidad y darse a conocer de una manera económica y llegando de todas maneras a una buena cantidad de personas.

Generalmente, no son necesarias grandes inversiones, pero en cambio sí es factible obtener ganancias importantes en los primeros años, en algunos casos se habla de aumentar entre cinco y veinte veces lo invertido en tan solo cuatro o cinco años si las cosas van bien, mucho menos en caso de lograr un gran éxito.

Para la startup resulta fundamental labrarse una buena imagen y maximizar el trato con el cliente, puesto que en sus primeros compases no son compañías conocidas ni tienen el potencial para lanzar grandes campañas de marketing con las que conseguir clientes en masa y fidelizarlos. Por esto mismo, estos negocios de reciente creación utilizan Internet como una de sus principales herramientas para darse a conocer y, en muchas ocasiones, también para vender el producto, siempre pensando por y para el cliente final.

via GIPHY

Startups e inversores

Al tratarse de negocios pequeños pero con un potencial enorme, las startups con éxito atraen a muchos inversores particulares que colocan capital propio de forma directa en ese negocio que ellos creen que puede prosperar. Esos individuos son conocidos como Business Angels, o inversores ángeles en español, y es frecuente que obtengan por su dinero una parte de la empresa en forma de acciones o participaciones, con la idea de que en el futuro crezca exponencialmente.

Los Business Angels normalmente invierten cantidades pequeñas de dinero en distintas startups, con la esperanza de que alguna de ellas sea un éxito y les hagan rentabilizar al máximo su inversión.

Características

Una startup es un negocio con una historia de funcionamiento limitado, que se distingue por su perfil de riesgo-recompensa y sus grandes posibilidades de crecimiento (escalabilidad).

Generalmente son empresas asociadas a la innovación, desarrollo de tecnologías, diseño web, desarrollo web.

Comienzan como una idea de negocio creativo, paso inmediato es agregar diferenciación a dicha idea a través de la innovación, para finalmente emprender el negocio.

Desarrolla productos o servicios, de gran innovación, altamente deseados o requeridos por el mercado, donde su diseño y comercialización están orientados completamente al cliente.

Opera con costos mínimos, pero obtiene ganancias que crecen exponencialmente, mantiene una comunicación continua y abierta con el cliente.

Se orienta a la masificación de las ventas, aprovechando la comunicación que nos brinda Internet y sus plataformas.

Atraen a ángeles inversionistas con capital monetario e inteligente por tratarse de inversiones no muy altas en comparación a grandes proyectos.

Tienen un bajo costo de implementación, un riesgo más alto y una retroalimentación de la inversión potencial más atractiva.

Ángeles inversionistas apuestan a pequeñas inversiones en varias compañías startup aludiendo a que existe una probabilidad muy alta de que alguno de los pujantes negocios se desmarque del resto y pueda escalar exponencialmente.

En general, las startup no son compañías orientadas al servicio, sino que se centran en crear un producto, para asociarlo quizás a las grandes compañías orientadas a servicios, para que dichos productos puedan escalar más rápidamente.

Una compañía puede dejar de ser una startup por un sinfín de situaciones que pueden ocurrir debido a su desarrollo, tales como llegar a ser muy rentable, pasar a la bolsa de valores o el dejar de existir como entidad independiente vía una fusión o una adquisición.

Según Marek Fodor, una startup ha dejado de serlo cuando:

☑️ La empresa ha alcanzado jornada completa

☑️ La mayoría de personas en la empresa no trabaja más de ocho horas diarias

☑️ La fuente principal de inspiración ya son las ideas lanzadas por la competencia

☑️ Los fundadores ya tienen despachos separados del resto del equipo

☑️ La empresa tiene más de dos años de vida

Los fundadores pueden no estar en la oficina durante varios días y la empresa sigue funcionando igual (o mejor) que con ellos presentes.

Ambición global

A diferencia de otro tipo de empresas, el negocio de las startups no suele ceñirse a un ámbito geográfico concreto. Su ambición es global y trasciende fronteras, algo que va directamente de la mano de su carácter innovador, tecnológico y escalable.

Espíritu y riesgo

El riesgo y la incertidumbre están mucho más presentes en una startup que en otro tipo de empresas, por cuanto a que hablamos de ideas innovadoras que cubren una necesidad pero que tienen un desarrollo incierto hasta su puesta en marcha y su encaje en el mercado.

La incertidumbre sobre cómo reaccionará el mercado ante una oferta realmente innovadora es un factor con el que ya juegan la gran mayoría de las startups, que suelen comenzar con un espíritu más ligado al de una aventura empresarial que de un negocio propiamente dicho.

Estas son las principales características qué determinan qué es una startup y sus diferencias con respecto a otro tipo de empresas ¿Cuál es tu opinión al respecto?

¿Te has quedado con ganas de más?

Recibe semanalmente Contenidos exclusivos de Marketing Digital y Social Media directamente en tu mail.

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *