Marketing Digital

Inicio Marketing Digital

El marketing digital se ha convertido en una herramienta prácticamente obligatoria para todas las empresas con ambiciones de crecimiento. Sin embargo, muchas aún no se encuentran preparadas para asumir este reto, debido a que no cuentan con la orientación necesaria.

Si estás decidido a implementar un plan de marketing digital para tu empresa debes considerar los siguientes factores:

Lo primero que se debe saber es que no existe una cifra exacta para todas las empresas. No hay una fórmula directa al éxito. El presupuesto que se fije deberá estar en función a las metas de la organización y a los objetivos propuestos de forma concreta para el medio online. Por ejemplo, si se quiere ganar visibilidad en Internet, se tendrá que invertir en acciones para mejorar el SEO y fortalecer la presencia en redes sociales. Por otro lado, si se prefiere lograr una comunicación más segmentada, se deberá recurrir a otras herramientas, las cuales conllevan gastos diferentes.

Otro factor importante a tomar en cuenta para crear un presupuesto digital es pensar en las plataformas y herramientas con las que se trabajará. Si una organización apenas ingresa al mundo online, lo primero que necesitará es  una página web. Para ello, es indispensable  invertir en un hosting y un dominio propio. Si se va a recurrir a anuncios pagados, se requerirá evaluar el tipo de anuncio y el tiempo de la campaña. Cada plataforma, ya sea Google o Facebook, cuenta con su propia tarifa.

Finalmente, se debe tomar en cuenta que, si se piensas trabajar de forma sostenida en las redes, es de imperiosa necesidad contar con un profesional enteramente dedicado a ello. Por ejemplo, un Community Manager que gestione las redes sociales de la empresa y un redactor para que administre los contenidos del blog o página web.

La clave para el éxito de un plan de marketing digital es planificar de forma adecuada cada campaña que se tenga, estableciendo una duración fija. Al término de cada proceso, se pueden evaluar los resultados y determinar si vale la pena seguir invirtiendo, si se necesitas hacer reajustes en el proyecto o si conviene buscar otras opciones. Lo importante es ir paso a paso.