Consultor de Marketing

Inicio Consultor de Marketing

Un consultor de marketing debe comprender que estamos ante un nuevo consumidor digital, que ya no se le conquista con anuncios intrusivos, más bien se utilizan técnicas de marketing de atracción y “de permiso” para acercarlo a un producto o servicio. Y se hace aportando información útil y relevante, difundida por los canales adecuados y al “target” al que realmente le puede interesar.

Igualmente, el consultor de marketing debe saber comunicarle a la empresa las necesidades  que tiene y dibujar escenarios reales: Si una empresa conoce bien sus puntos débiles y cómo pretende paliarlos mediante estrategias de marketing, será más fácil el camino a recorrer. Con los escenarios reales es que el propio consultor debe ser honesto y gestionar bien las expectativas de lo que se espera de su trabajo.

Entender a la perfección y comunicar la propuesta de valor de la empresa: Las empresas que realmente funcionan son aquellas que han sabido encontrar y explotar un factor diferencial en un mercado en concreto. El propio consultor debe ser consciente de este “mensaje principal” e incorporarlo en sus estrategias y comunicaciones.

Saber crear “segmentos de cliente ideal”: Cuanto más llegues a conocer a tus clientes potenciales, les encontrarás de forma más ágil, mejor sabrás comunicarles y mejor sabrás leer sus necesidades reales. Un consultor de marketing online válido logrará crear un mapa de “cliente ideal” útil para la empresa:

Desarrollar las necesidades de contenido: Ahora mismo, y plataformas como google lo han dejado bien claro, los contenidos son lo que marcan el destino de las empresas en internet. Saber crearlos, posicionarlos y difundirlos en el canal adecuado y para el público adecuado lo es todo.

Desarrollar, entender, analizar y explotar el “embudo de conversión” de la empresa: Ya puede ser por producto, canal o en general para la empresa, pero el consultor deberá tener “cristalino” el proceso que sigue un cliente potencial desde que se le genera la necesidad hasta el momento de compra. Si se recopila la información bien con las diferentes fases, cuando se analiza en detalle, la propia información y las métricas resultantes nos mostrarán el camino para hacer las correcciones necesarias.

Personalizar las comunicaciones de la empresa: Para hacer esto como es debido, intervienen dos técnicas esenciales:

– “Lead scoring”: de forma genérica, es la forma en la que se clasifican y se puntúan de forma interna todos los contactos de la propia empresa (clientes, clientes potenciales, colaboradores…)

– Estrategia de email marketing: con lo anterior resuelto, se pueden crear listas para personalizar cada email y así comunicar algo realmente efectivo en cada segmento.