Branding corporativo ¿Qué es y cómo aplicarlo en tu empresa?

Fusiona2

En un mercado cada vez más feroz y competitivo, la marca es un aliado y una herramienta estratégica que hace atractiva, única y diferente a una empresa, por lo cual su poder debe ser utilizado para darle coherencia a las estrategias de diferenciación y  posicionamiento empresarial de su negocio.

El término branding se refiere al proceso de construcción de la imagen de una marca. Consiste en desarrollar un conjunto de atributos y valores para una marca, de manera tal que éstos sean percibidos como únicos y coherentes por los consumidores.

¿Cómo se construye el branding?

El branding debe ser capaz de dejar huella, seducir, influir, persuadir a tus clientes actuales y potenciales, posicionándose en su mente y ayudando a cerrar más ventas. Para lograrlo, puedes comenzar por hacerte estas preguntas:

¿Cuál es la historia detrás del negocio?

¿Qué valores defiende y promueve tu negocio?

¿Qué les diferencia de su competencia? ¿Cuál es tu propuesta única de valor?

¿Cómo quieres que sea la relación con tus clientes/usuarios?

¿Por qué motivo tus clientes eligen tus productos o servicios?

¿Cómo quieres que sea vista tu marca?

Una estrategia de branding ayuda a crear prestigio asociado al valor de los productos o servicios de la marca. A continuación te presentamos cinco pasos para asegurar una estrategia de branding exitosa:

Define el objetivo de la marca: el primer paso para desarrollar una estrategia eficaz de branding, es conocer hacia dónde vas y qué es lo que pretendes lograr. Definir la misión, visión,  valores de la marca, así como preguntarse cuál es el público meta y qué puede ofrecerles a sus clientes, son cuestionamientos primordiales que deben realizarse, antes de comenzar el trabajo.

Crea una identidad: diseñar el logo, los colores que utilizará, la tipografía y elegir un buen nombre para una marca, son elementos clave para construir una buena percepción de la marca entre sus consumidores.

Consolidar una experiencia para el consumidor: ofrecer al consumidor emoción, es una estrategia efectiva para lograr la fidelidad de los clientes, pero exige claridad y compromiso por parte de la marca.

Diferenciarse de su competencia: en un mercado tan competitivo, la única alternativa es diferenciarse. Por ello, es vital que las marcas desarrollen características que las hagan diferentes a  su competencia y la vinculen directamente con su target.

Conseguir mayor credibilidad y prestigio: la preocupación constante para una marca debe ser mantener el contacto directo con sus clientes. Ya que la comunicación genera transparencia y la transparencia, confianza.

Beneficios de construir una marca fuerte para la empresa

Una estrategia de branding correctamente concebida, desarrollada e implementada, ofrece los siguientes beneficios para la empresa:

Acelera y simplifica los procesos de cambio en el seno de la organización.

Ofrece a los representantes de la organización las herramientas necesarias para explicar cómo están relacionadas sus actividades.

Mejora la comprensión de los valores y objetivos de la compañía por parte de todas las personas que entren en contacto, o traten con la misma.

Promueve la consolidación de los mensajes que emite la empresa, de tal forma que estos resultan más coherentes, eficaces y fáciles de recordar.

El mejor consejo a la hora de crear el branding de tu negocio es que debe provocar emociones en tus clientes. Busca la excelencia y sé extraordinario en la ejecución de tus servicios o en la calidad de tus productos.

Finalmente, el branding hará más fuerte y menos vulnerable a su empresa ante los elementos externos, usted deberá invertir en su creación y desarrollo de igual manera que lo hace con cualquier otro bien tangible de su negocio, si todos los elementos que intervienen son aplicados correctamente su marca tendrá éxito.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *